Incubadora de negocios: una opción para acelerar el crecimiento de tu marca

Por: Isabel González.



A lo largo del tiempo hemos escuchado las más grandes historias de emprendimiento y de cómo el comienzo de las mismas es difícil y desde cero: por ejemplo, Jeff Bezos (fundador de Amazon), iniciando con una oficina en el garage de su casa; cuyo arranque se asemeja al de Ruth Handler (co-fundadora de Mattel y creadora de la icónica muñeca Barbie), ya que la empresa también elaboraba sus productos en una cochera.


Como emprendedor seguramente te has topado con muchos retos a lo largo del camino y sabes bien que iniciar un negocio, es una labor que requiere de un alto grado de compromiso, pasión y constancia.


Si bien puedes iniciar por tu cuenta, una alternativa que es altamente recomendada para lograr un crecimiento más acelerado cuando emprendes un negocio o tienes la idea de hacerlo, es acudir a entes especializados, en este caso las incubadoras de negocios, pero, ¿qué son?, ¿qué hacen? y, ¿cómo pueden ayudarte?


¿Qué es?


De acuerdo a la Secretaría de Economía: “Una incubadora de empresas son organizaciones que tienen como objetivo el apoyo a la creación y el desarrollo de pequeñas empresas o microempresas en sus primeras etapas de vida”.


Durante el proceso recibes asesoría en áreas administrativas, legales, contables, financieras, de branding, de marketing y comercialización. Y si tienes planes de exportar, la incubadora también te orienta en temas de comercio internacional. (Entrepreneur).


Modelo de negocios


Para materializar una idea de negocios es necesario primero darle estructura. En la incubadora te ayudarán a crear un modelos de negocios que se adapte a las necesidades de tu marca para hacer llegar tus productos a los clientes.


Imagina que tienes una marca de zapatos, en la cual te encargas de diseñar los modelos de cada colección. Cuentas con un equipo de producción. Pero ahora, también se requiere de financiamiento, de una estrategia de marketing, de atender la logística y distribución del producto.


Propuesta de valor


Todo el modelo de negocios gira en torno a la propuesta de valor, es decir, lo que vas a ofrecer al mercado. Eso que identificaste para resolver una problemática o necesidad específica en tu entorno.


Es tu idea per se. ¿Es esta lo suficientemente innovadora para atender las demandas de un mercado en constante cambio?


¿Cuál es el siguiente paso?


Para ingresar a un programa de incubadora de negocios siempre hay un proceso que va desde el registro en el cual se recaba una serie de datos y se da una explicación de tu negocio. De ahí se examina tu postulación para saber en qué fase se encuentra tu proyecto y viabilidad del mismo. Una vez revisado eso, se procede a la selección de los candidatos que iniciarán el proceso. El proceso puede variar de acuerdo a la entidad incubadora.


Vinculación


Además de toda la asesoría que recibes a lo largo del proceso de incubación, también se busca que te vincules con empresarios del sector al que te dedicas. Desde proveedores, manufactureros, prestadores de servicios o cualquier otro profesional o entidad que te sirva como emprendedor.


Recuerda que la vinculación te brinda contactos que son relevantes para tu ejercicio empresarial, que forman una red de apoyo para el crecimiento de tu negocio y te dota también de reconocimiento en el mercado


Ahora que conoces los beneficios que ofrece una incubadora para tu negocio: ¿piensas que es una opción para ti como emprendedor? Aprovecha para conocer la propuesta de Fashion Startup Lab, la primera incubadora de moda en México.


“Para cualquier emprendedor: si quieres hacerlo, hazlo ahora. Si no lo haces te vas a arrepentir”. Catherine Cook, cofundadora de MyYearbook.





Featured Posts