Método AIDA: ¿Cómo aplicarlo a mi negocio?


El método AIDA es una de las herramientas más utilizadas en marketing y ventas por las empresas, sin importar el mercado al que se dirigen y su tamaño. Su aplicación es bastante sencilla, pero con resultados bastante precisos.


La principal función de este modelo es guiar a las personas por una serie de fases para convertirlos en clientes, que van desde el descubrimiento de la marca hasta la compra de tus productos o servicios.


AIDA, es un acrónimo donde cada letra se refiere a una fase del método, los términos son: Atención, Interés, Deseo y Acción. Cada uno se aplica en un momento determinado y bajo ciertas circunstancias. A continuación te explicare más a detalle cada una:


Atención


El primer paso de este método es captar la atención de tu prospecto, lo cual no es una tarea sencilla, por lo que debes de generar una estrategia en la que resaltes aquello que las personas quieran o necesiten, pero de una manera personalizada y distintiva que te diferencie de tus competidores.


En esta etapa algo que se debe de tener en consideración es tu público objetivo, porque a partir de ahí es de dónde vas a generar las ideas para captar su atención. Esto es, conocer sus gustos, intereses, características, motivaciones, problemas y anhelos; para poder ofrecerle el factor sorpresa que genere un impacto positivo favorable para tu marca.


Interés


En el segundo paso, después de haber captado la atención de tus clientes potenciales, sigue conseguir su interés hacia tu producto o servicio. Aquí lo principal es ser persuasivo, mostrando datos e información que te ayuden a informar, educar y atrapar; empatizando con el usuario y apelando a sus emociones, de tal modo que el cliente empiece a investigar más sobre ti.

Deseo


El siguiente paso de este método es provocar el deseo de compra en nuestros clientes potenciales que han pasado por las etapas anteriores. Esto se consigue resaltando los beneficios que ellos van a obtener para satisfacer sus necesidades. El objetivo principal es demostrar que tú eres su mejor opción.


No olvides, que mientras más avances en el método, la entrega de valor debe ser mayor para que también la relación con la marca se fortalezca.


Acción


El último paso es la acción, donde el cliente potencial realizará lo que a ti te interesa que haga, como por ejemplo una compra, una suscripción o una llamada, es decir, tu objetivo principal planteado en un principio.


En éste se debe de ser muy cuidadoso para no perder al cliente que ha pasado por todas las etapas, por esto es importante brindar información clara y concisa acerca de cómo realizar dicha acción, es decir, hacerle lo más fácil posible el proceso.


Una de las acciones que suelen utilizarse en esta etapa son los llamados a la acción llamativos, como ofrecer un extra, eliminar cargos u ofertas con duración limitada.


El Método AIDA es de gran utilidad para todos aquellos negocios que deseen aumentar sus ventas; en especial, para aquellos emprendedores que van iniciando, ya que los ayuda a tener una visión más clara de su cliente potencial y a planificar mejor sus estrategias para obtener un mayor número de ventas y clientes.


¿Y tú ya aplicas el Método AIDA para comercializar a través de tu e-commerce y/o redes sociales?


Featured Posts
Posts recientes
Archivo
Buscar por etiqueta
Follow Us
  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de YouTube
  • Negro Twitter Icono
  • Icono negro LinkedIn
logo fsl blanco.png
logo_kids_FS_bco (1).png

 +52 (33) 1972 6246

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Spotify
Whatsapp (LOGO) (6).png

© 2020 por Fashion Startup